Noticias

Ahorro y eficiencia energética

Promotores, proyectistas, arquitectos y decoradores, constructores, empresas de rehabilitación, administradores de fincas y grandes consumidores de energía tienen la oportunidad de integrar la biomasa en el mercado de la edificación y la rehabilitación, aprovechando:

  • Las ventajas de ahorro, financiación y mantenimiento que supone para usuarios y profesionales la contratación con Empresas de Servicios Energéticos (ESEs).
  • La legislación vigente, que incluye las instalaciones de biomasa como medida de rehabilitación y eficiencia energética en viviendas.
  • La biomasa para ACS y calefacción es una de las soluciones más atractivas para mejorar sustancialmente la Calificación de Eficiencia Energética, con períodos de retorno menores que cualquiera de las medidas pasivas en aislamiento, ventanas, etc.
    En edificación residencial, la demanda térmica para ACS y calefacción supone cerca del 66% de la energía total consumida en condiciones de habitabilidad y uso normales. Los edificios que obtienen la energía de combustibles fósiles, obtienen una baja calificación al penalizarse las elevadas emisiones de CO2. Las energías renovables, como la biomasa, no computan ni emisiones de CO2 ni consumos de energía primaria no renovable, por lo que edificios con mala calificación la pueden ver muy mejorada si instalan una caldera nueva de biomasa.

 

 
Las cuatro fábricas de bioetanol que hay en España produjeron casi un cuarenta por ciento más de este biocarburante en 2018 con respecto a 2017, según datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. La producción pasó de 379 millones de litros en 2017 a 522 en 2018, lo que supone rozar el noventa por ciento de la capacidad instalada.
En la central térmica do Pego, de 628 MW, ante el inminente cierre previsto en 2022  y para extender la vida de la central, están analizando la alternativa de reemplazar el carbón por biomasa forestal, pero dependerá de las condiciones que el Gobierno conceda para ello.
17 millones de euros tiene previsto invertir Nestlé en su fábrica de Girona, España, para construir una caldera de biomasa, usar posos de café como biocombustible y obtener vapor de proceso.  Así, en su cadena de producción se abastecerá de energía renovable y reducirá un veinticinco por ciento el consumo de gas natural en la fábrica. 
El Grupo HAM ha puesto en servicio su tercera estación de repostaje HAMikro en Lleida, que permite el repostaje de biometano derivado de una planta de tratamiento de aguas residuales (EDAR). La instalación, propiedad de FCC Aqualia, consta de un sistema de compresión de combustible que utiliza un compresor de bajo flujo, un dispositivo que permite el almacenamiento de biometano en botellas a alta presión (CNG) y un dispensador de bomba de vehículo.
Confortable, renovable, económica y ecológica.
El pasado lunes 22 de abril, día Mundial de la Tierra, el Observatorio de la Sostenibilidad publicó un resumen ejecutivo sobre las empresas más contaminantes del país con el motivo de recordad que si no descarbonizamos todos los sectores de nuestra economía en las próximas décadas, es probable que las temperaturas aumenten por encima de los 2 grados, con consecuencias devastadoras.
El ‘Día de la Bioenergía en España’ vuelve a celebrarse este año el 3 de diciembre, fecha que coincide con el inicio del periodo a partir del cual la biomasa puede satisfacer toda la demanda energética del país hasta final de año. Por lo tanto, España se mantiene en los 28 días de autoabastecimiento energético solo con biomasa, similar al año anterior, por lo que cae al puesto 25 del ranking europeo, ahora también por detrás de Grecia y Bélgica, según las estadísticas de Bioenergy Europe.
Lo hizo en 2016, que es de donde proceden los datos del nuevo informe estadístico elaborado por la patronal europea del sector: Bioenergy Europe, antes Aebiom. El resto de las conclusiones se repiten con respecto a otros años: la bioenergía en su conjunto es la principal fuente de energía renovable en la Unión Europea, domina la generación térmica, se importa solo el cuatro por ciento de los biocombustibles, Alemania lidera la producción de energía primaria y España se mantiene en el octavo puesto.
Javier Díaz, presidente de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa. Es realmente fácil hablar de la economía circular en relación a la biomasa, y es que no creo que haya muchas tecnologías energéticas que cumplan con los postulados de la economía circular, como los hace la biomasa que desde el monte o los campos, o con la valorización de algunos subproductos de la industria agroalimentaria u otras como las forestales, que son utilizadas para producir energía tanto eléctrica como térmica, cumplan perfectamente con estos, dado que después de
Avebiom concede el premio ‘Fomenta la Bioenergía 2018’ al Ceder-Ciemat de Soria. El jurado ha destacado la actividad que desarrolla el centro en el ámbito de la “investigación y el desarrollo de la biomasa para uso energético; un campo en el que lleva 32 años realizando proyectos de investigación para dar servicio a la industria española”.
Mediante la conversión de las previsiones para el consumo energético de Europa en formato de calendario, Bioenergy Europe calcula que Europa se basa en la energía fósil y nuclear para 293 días en el año 2018 (desde el 1 de enero hasta el 20 de octubre). Las Energías Renovables: 72 días (del 20 de octubre al 19 noviembre). Y la #Bioenergía contribuye con la impresionante cifra de 43 días: a partir del 19 de noviembre hasta el 31 de diciembre. Dos días adicionales de energía limpia en comparación con 2017.
La contribución de la primera fuente de energía renovable de Europa es sorprendente. Medio millón de europeos trabajan en el sector de la bioenergía, equivalentes a las cifras de empleo en la industria farmacéutica. La bioenergía ha creado desde el año 2000 miles de empleos y oportunidades económicas: uno de cada dos europeos que trabajan en energías renovables está empleado en el sector.