Optimizando procesos

La industria, las comunidades de vecinos y los District Heating en España se decantan por la biomasa en busca de ahorro económico y el control de costes. Los últimos datos indican que hay más de 11.000 equipos de entre 50 y 1.000 kW y más de 1.000 que superan 1 MW térmico de potencia.

Anualmente se instalan en España más de mil equipos y calderas para uso industrial y comercial capaces de generar agua caliente, aceite térmico y vapor, así como generadores de aire caliente y frío, secaderos, hornos, climatizadores o generadores de frío industrial que pueden emplear biomasa como combustible.

Muchas empresas gestionan sus propios subproductos y los valorizan energéticamente en industrias cerámicas, cementeras, papeleras, secaderos de madera, de tabaco, de café, de frutos secos, todo tipo de granjas y otros productos agrícolas, invernaderos y en el sector conservero, entre otros.


 
El tratamiento y almacenamiento del flujo de rechazo de la desalinización (salmuera) mediante ósmosis inversa, muy extendida en la Región de Murcia, requiere de un gran espacio y un coste elevado, al ser imposible su eliminación mediante evaporación natural la Universidad Politécnica de Cartagena ha adquirido un sistema de evaporación de salmuera mediante torre de refrigeración. 
Al cierre de 2020 operaban en España 14.329 calderas industriales de biomasa -las de potencia superior a 50 kW-, proporcionando energía térmica a comunidades de vecinos, edificios públicos, industrias, complejos comerciales y redes de calor. En total, 925 nuevas instalaciones respecto a 2019.
Una caldera de biomasa de 1 MW y la remotorización de la planta de trigeneración son las principales mejoras del sistema de alta eficiencia energética del parque empresarial Parc Bit en Palma. La inversión por parte del Grupo Sampol ha sido de casi tres millones de euros.
Nestlé España está contando con la colaboración de la empresa de servicios energéticos Bioenergy Ibérica para la puesta en marcha de una caldera de biomasa en su fábrica de chocolates ubicada en La Penilla de Cayón (Cantabria) que  entrará en funcionamiento en el primer semestre de 2022.
Desde enero de 2021, la empresa importadora y distribuidora de maquinaria FARMING AGRÍCOLA obtiene energía para calentar sus oficinas, talleres y sala de exposición en su sede de Palencia gracias a una caldera ÖKOTHERM de 180 kW que utiliza pellet de paja de producción propia como único combustible.
La firma vasca está especializada en el la innovación de las calderas de condensación en biomasa para instalaciones para el sector  residencial, industrial, en instalaciones públicas o para el sector servicios como es el caso del Hotel Amalurra que obtiene un ahorro de 40% frente al gasto anterior desde hace 4 años.
Fruto de la adquisición de la empresa Gilles GmbH & Co KG en 2020, Hargassner saca al mercado la nueva gama de calderas industriales Hargassner MAGNO, compuesta por tres modelos. La empresa austriaca está poniendo el foco en su nuevo centro de desarrollo para instalaciones industriales, Hargassner Industry, ubicado en Lenzing (Austria).
En el último informe del Observatorio de la Biomasa correspondiente a 2020, ha recopilado 433 redes de calor con biomasa, que suponen cerca de 383 MW de potencia térmica instalada. La progresión de la implantación de redes de calor con biomasa en nuestro país es claramente positiva; desde 2010, cuando se inventarió las 30 primeras, el número de instalaciones se ha multiplicado casi por 15 hasta las 433 localizadas a finales de 2020, y a las que hay que añadir medio centenar en distintos estados de desarrollo.
Nuevo District Heating en Sestao con calderas biomasa HERZ De la mano de Tecman, empresa de ingeniería especializada en servicios energéticos, se ha llevado a cabo la instalación de un District Heating con biomasa para el área de Txabarri-El Sol de Sestao.
Sugimat, diseñó, fabricó y puso en marcha (proyecto llave en mano) una planta térmica formada por dos calderas de parrilla móvil de biomasa.
AVEBIOM organiza el 23 de febrero el webinar gratuito “Emisiones de la biomasa. ¿Se están contabilizando bien?” para mostrar que la metodología que se utiliza para estimar las emisiones debe distinguir con claridad los equipos obsoletos e ineficientes de los sistemas tecnificados de biomasa, que cumplen sobradamente con la normativa Ecodiseño.
En la producción de industria textil se realizan procesos como el teñido, lavado o planchado que requieren grandes cantidades de agua caliente o vapor. El uso de biomasa como fuente de energía, contribuye a la reducción de la huella de carbono; haciendo esta industria más sostenible y rentable debido al ahorro que se produce respecto a los tradicionales combustibles fósiles.