Las ventas de biocombustibles aumentan

El consumo de pellet doméstico en España rozó las 600.000 toneladas en el año 2018. La producción española garantiza el suministro y crece de forma acompasada. En 2018 alcanzó la cifra de 684.000 toneladas, aunque la capacidad teórica de producción de las fábricas españolas puede llegar incluso a triplicar esa cifra.

Los consumidores españoles priman la calidad y fiabilidad de combustible. Por eso, los pellet con certificación ENPlus se consolida como la referencia elegida por los consumidores.

Las empresas productoras españolas no han perdido el tren esta vez: 52 fabricantes y 26 comercializadores han conseguido el certificado que trabaja diariamente por mantener los parámetros de calidad del pellet ENplus, y estamos aumentando los niveles de control e inspección con el fin de garantizar la calidad a los consumidores. El 85% del pellet fabricado en España está certificado con el sello ENPlus.


 
En CIMEP se hablará de la materia prima, de la situación del mercado nacional e internacional y de la evolución de las instalaciones consumidoras de pellets, temas que abordarán expertos de referencia internacional. 
Secar térmicamente una tonelada de agua tiene un balance energético que llega fácilmente a los 900 kWh. Con la nueva Prensa Saalasti 1803 “HIPPO” la misma cantidad se extrae con unos 25 kWh, la diferencia es del orden de 35 veces más eficiente.
Trituradora de biomasa con sólo 2 motores de 22 kW cada uno. Tritura a través de ondas de choque. 80% de ahorro en costes energéticos.
Equipo separador de biomasa que se basa en el principio de separación por densidad en medio húmedo en dos fases del sarmiento bruto astillado
Fábricas de pellets El mapa de España, actualizado cada año por AVEBIOM, recoge 82 fábricas de pellets, una menos que el año pasado. No obstante, la capacidad de fabricación vuelve a aumentar y se sitúa en, al menos, 2.152.800 toneladas anuales. Esto ha sido en parte gracias a las ampliaciones de capacidad de 16 plantas (por cuatro fábricas que han reducido su capacidad y 6 plantas que no han facilitado sus datos). Por otra parte, han cesado su actividad 4 plantas y comienzan a funcionar 3 nuevas fábricas.
Se trata de una planta tecnológicamente puntera y altamente automatizada en todos los procesos de tratamiento de la madera, para su astillado, molienda, secado y granulación. Arapellet tendrá una capacidad de producción de 140 mil toneladas anuales, que serán destinadas principalmente a la exportación. Cuando se complete el volumen total de la inversión en el municipio zaragozano de Erla, que superará los 17 millones de euros, trabajarán en la planta 30 personas, y se crearán otros 100 empleos adicionales dedicados a las actividades de suministro de biomasa.
El 85% del pellet fabricado en España está certificado con el sello de calidad ENplus®, según informa la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Avebiom, que gestiona esta certificación desde su implantación en 2011. Desde 2011 a 2018 se han emitido en España un total de 52 certificados ENplus® con alcance de producción y 26 con alcance de comercialización, lo que sitúa a España entre los países con más empresas certificadas de Europa, junto a Alemania, Austria e Italia.
La puesta en marcha de bioenergía Futerra Torrefaçao e Tecnologia SA reveló que comenzó la construcción de su primera planta de producción de pellets torrefactados a escala comercial en Valongo, Portugal. La planta tendrá una capacidad de producción anual de 120.000 toneladas de pellets torrefactados y 55.000 toneladas de pellets de madera industrial. Según Henk Hutting, presidente y cofundador de Futerra Fuels, la torrefacción desempeñará un papel fundamental en el futuro de la biomasa para la generación energética.
ENERBIOLOG es una iniciativa innovadora impulsada por un grupo de empresas gallegas para obtener biocombustibles sólidos de calidad y fácil utilización al mínimo coste económico y energético mediante formatos logísticos innovadores y la aplicación de técnicas de monitorización y control en tiempo real. El Instituto Tecnológico de Galicia, Greenalia, Biomasa Forestal e Indutec Ingenieros son las entidades implicadas.
Serra es una de las localidades de la Comunitat Valenciana, con una clara vocación de ser autosuficiente energéticamente. Hace unos años iniciaron un proyecto local de aprovechamiento de la bioenergía. Convierten los residuos de jardinería, agricultura y forestales (procedentes fundamentalmente de trabajos de prevención de incendios) en biocombustible adecuado para usos locales.
Naturpellet, la empresa productora de pellet con certificado EN Plus, está ampliando desde junio su producción anual un 50%, desde las 40.000 toneladas a las 60.000. El auge del uso de la biomasa, la cercanía a la materia prima y evitar la despoblación rural han sido las razones para abordar esta ampliación. Desde la empresa definen el pellet como <<un combustible para calefacción absolutamente local, que paga impuestos, y el ahorro con una instalación de biomasa es de más del 50% respecto al gasoil>>. Más info: